Trucos para reducir el consumo de tu coche

 

Reducir el consumo de tu coche puede ser mucho más fácil de lo que piensas. En este artículo de damos 5 claves para que, sin artilugios de dudosa eficacia o de aditivos mágicos, puedas ahorrar un dinero en combustible.

Neumáticos en perfecto estado: el incorrecto inflado de los neumáticos es culpable de aumentar la fricción del vehículo con el asfalto, y con ello también se dispara el consumo de combustible para vencer ese mayor rozamiento. Por este motivo es muy importante vigilar la presión de los neumáticos, adecuarla a la carga del vehículo y apostar por el uso de neumáticos más eficientes con cada sustitución.

Usa marchas largas: revolucionar de más tu coche no tiene ningún sentido, por lo menos no cuando no sea verdad necesario. Aunque el uso continuado de muy bajas revoluciones no es nada recomendable para el uso del motor, sí que es aconsejable trabajar en las zonas de par del motor para conseguir el menor consumo sin penalizar las prestaciones. A grandes rasgos podemos decir que se aconseja cambiar de marcha entre las 1.500 y 2.500 rpm en motores diésel. Mientras que en el caso de los motores gasolina es recomendable realizar el cambio de marcha entre 2.000 y 2.500 rpm.

Evita ser brusco al volante: conducir de forma brusca, con repetidos acelerones y frenadas, no sólo es poco recomendable por razones de seguridad, sino que además dispara el consumo de combustible. Por este motivo intenta realizar siempre conducciones suaves, buscando siempre una velocidad uniforme y evitando desperdiciar la energía empleada para acelerar en fuertes frenadas. Paciencia, progresividad y previsión son los mejores aliados.

Haz un uso inteligente de la calefacción y el aire acondicionado: aunque la climatización del habitáculo es uno de los aspectos más importantes para viajar cómodos, evita obligar al coche a afrontar grandes contrastes entre la temperatura exterior y la seleccionada para el interior. Haga calor o frío en el exterior, lo más recomendable es situar el control de temperatura entre 21 y 24ºC. De esta forma evitaremos un uso intensivo del sistema que obliga al motor a trabajar aún más para conseguir alcanzar los valores exigidos.

Elimina cargas innecesarias: plateate muy seriamente qué objetos y demás cargas puedes eliminar de tu habitáculo o maletero. Eliminar ese peso extra te permitirá reducir el consumo de tu coche. Si aún así es inevitable llevar contigo bultos o cargas, procura distribuir el peso de forma correcta y limitar el posicionamiento en la baca del coche para no penalizar la aerodinámica del vehículo

.

flota de vehículos de alquiler de furgocar

sidebar3Toda nuestra flota de vehículos de alquiler en Valencia es diésel y son marcas de reconocido prestigio. Intentamos, además, tener siempre los últimos modelos sacados al mercado por dichas marcas.

Nuestra renovación de la flota es continua, ofreciendo así al cliente, la mayor calidad y seguridad posible al alquilar un vehículo. Además nos encargamos de todo el mantenimiento de los vehículos, por lo que las revisiones serán rápidas y en nuestra propia oficina central.

Consulte nuestra flota de vehículos de alquiler sin conductor en www.furgocar.es

.

.