¿PODEMOS CONDUCIR CON MASCARILLA Y GUANTES?

¿PODEMOS CONDUCIR CON MASCARILLA Y GUANTES?

 

Antes de nada, recordaros que FURGOCAR mantiene abiertas sus instalaciones en Valencia (calle Linares) y Beniparell ya que prestamos un servicio de primera necesidad ya que parte del abastecimiento de bienes a los supermercados, mercados y tiendas se realiza con vehículos de alquiler

Por medidas sanitarias, los guantes y las mascarillas se han convertido en dos de los complementos más utilizados durante las últimas semanas. Destinados a una utilidad casi exclusivamente en centros médicos, hoy en día son visibles en la calle ante el pavoroso avance del coronavirus, que ha provocado que en España esté declarado el estado de alarma. Pero dejando de lado esta cuestión actual, ¿se puede conducir con mascarilla y guantes o está multado por los agentes?

Con mascarilla y guantes ocurre una cuestión casi similar al del uso del abrigo para conducir. No está prohibido ni está permitido cualquier tipo de complemento, el único requisito es que al ser utilizado no se ponga en peligro la seguridad vial. De esta forma, un agente de policía podrá multar siempre y cuando observe que la prenda que se lleva puede provocar algún tipo de incidente o impedir que se circule con total normalidad.

En el caso de los guantes, teniendo en cuenta que son obligatorios para las motos, para los coches sólo existe el consejo de que sean cómodos para manejar el volante. Así, los guantes deberían ser, por ejemplo, de cuero, para poder controlar la conducción.

Por lo que respecta a las mascarillas hay que diferenciar entre los diferentes tipos. Actualmente las más visibles son las médicas, que tapan entre la nariz y la barbilla y que se utilizan para impedir cualquier contagio vírico. Otra cosa bien diferente es el uso de mascaras de disfraz o pasamontañas, que tapan la cara por completo. En estos casos, prohibido de forma literal no está, pero si un agente de tráfico observar a un conductor con la cara semi-tapada lo normal es que proceda a imponerle una multa, ya que se entiende que se debe circular con la cara destapada.

Por lo tanto, al no existir una reglamentación específica para saber si se puede o no conducir con mascarilla y guantes, siempre quedará al criterio de los agentes de Policía o Guardia Civil.

.