La llamada automática de emergencia en los coches, obligatoria en 2018 -

La llamada automática de emergencia en los coches, obligatoria en 2018

ecallLos fabricantes de automóviles estarán obligados a introducir el sistema de llamada automática de emergencia (eCall) en todos los coches nuevos como muy tarde el 31 de marzo de 2018, según el acuerdo final alcanzado entre los Gobiernos y la Eurocámara.

Una tarjeta similar a la de los teléfonos móviles que se incluye en los coches y en las motos informará a los servicios de emergencia y policiales de la localización de un accidente y de su gravedad, de manera que éstos se puedan anticipar al tipo de suceso y enviar ayuda más específica y en menos tiempo. Se trata de una iniciativa europea, llamada eCall, en la que España ha participado en los proyectos pilotos.

Así lo ha explicado la directora general de Tráfico, María Seguí, que ha participado en la inauguración de la tercera conferencia internacional sobre esta iniciativa. Seguí ha indicado que en dos semanas se conocerá la fecha en la que este sistema se hará obligatorio. A partir de cuándo “todos los coches que se vendan en Europa deberán tener este sistema implementado”.

Por el momento, los conductores que así lo deseen pueden solicitarlo de manera voluntaria, aunque, según ha indicado la directora, ya hay fabricantes que lo ofrecen.

El proceso que sigue este sistema es el siguiente:, en el evento de un accidente, la tarjeta emite una señal a un centro de referencia que permite precisar su localización, notificar el siniestro de manera inmediata y aporta información que ayuda a caracterizar la gravedad de la colisión. “Por ejemplo, si se ha inflado el airbag o cuántas personas llevan cinturón, lo que permite saber cuántas personas hay implicadas en el accidente”, ha explicado Seguí.

Esta serie de parámetros “permiten a los centros de atención de urgencias y los servicios policiales enviar ayuda mucho más especifica y mucho más pronto”, ha apuntado.
.

coordinación de las comunicaciones

Del mismo modo, ha señalado que el sistema eCall requiere una coordinación de toda la red de comunicaciones, de manera que la llamada de urgencia “pase por todos los canales y todos los proveedores de telefonía móvil por los que tenga que pasar con carácter prioritario y gratuito”.

accidente4Actualmente, en España, cuando ocurre un accidente la alerta llega al Centro de Gestión de Tráfico, en Madrid, y es remitido al centro del 112 de la comunidad autónoma en el que ha tenido lugar. Sin embargo, Seguí ha explicado que ahora se está negociando y debatiendo, con los centros del 112 y con la Dirección General de Protección Civil, como será el modelo definitivo para el sistema eCall.

En el caso de las comunicaciones la fecha límite europea ya está decidida. Será el 1 de octubre de 2017 cuando los países europeos deberán tener lista la estructura que permita la recepción de estas llamadas. “Se trata de que esté organizado el centro de distribución de llamadas para que cada personas, hable en el idioma que hable, se pueda comunicar con el proveedor de asistencia”, ha apuntado Seguí.

 

españa prueba con las motos

motosEn declaraciones a los medios, la directora general de Tráfico ha destacado la participación de España “desde el principio” en este proyecto, señalando, además, que lo ha hecho de manera “innovadora”. “Puesto que el volumen de motos es muy importante, se ha desarrollado el equivalente de este sistema en el casco de los motoristas”, de manera que este usuario tenga el mismo servicio que el de los conductores de vehículos convencionales.

España también ha trabajado en lo “logístico” con la colaboración de la Dirección General de Protección Civil y a nivel político en las sesiones participativas para elaborar una legislación y una normativa compatible con este proyecto que se va a llevar a cabo en todos los países europeos y animando a hacer obligatorio su funcionamiento.

En este sentido, ha reconocido que los fabricantes han acogido la idea con mayor o menor voluntarismo y ha señalado que la misión del Gobierno es “estimularlo” para que hagan “este pequeño esfuerzo que supone una inmensa contribución a la sociedad”. Al respecto ha señalado que el coste de la tarjeta y de su instalación es “realmente pequeño”.

Finalmente, ha indicado que hay fabricantes que ofrecen “paquetes integrales de servicio” en los que, además de este sistema de urgencia aprovechan que el coche se convierte en emisor y receptor de una llamada telefónica para añadir sistemas de navegación y servicios que permiten saber donde está el restaurante, el hotel o la gasolinera más cercana.

“Se trata de un servicio complementario. Debemos al menos notificar que la parte que nos concierne, como Gobierno, de la que nos interesa asegurarnos, es la que tiene que ver con la ocurrencia de un accidente”, ha concluido Seguí.