Efecto túnel: qué es y qué efectos tiene al conducir

Efecto túnel: qué es y qué efectos tiene al conducir

efecto-tunelEl efecto túnel provoca que cuando un conductor conduce a gran velocidad su visión periférica se reduce a como si se circulara por un túnel. De ahí su nombre.

 

El efecto túnel se produce cuando al conducir a gran velocidad se vuelve más difícil para nuestra retina ocular procesar las imágenes, por lo tanto, a más velocidad menos visibilidad, lo que es conocido como campo de visión cinético.

Cuando conducimos, pasamos junto a las cosas y las personas a mayor velocidad, y nuestra visión solo es capaz de percibirlos de forma más difusa. Cuanto mayor es esta velocidad, más difusas son estas imágenes, y a la práctica, solo tenemos una visión nítida y clara de lo que tenemos justo enfrente pero no del entorno. Esto es lo que se conoce como “efecto túnel”.

Para hacernos una idea, si el ángulo de visión a velocidad reducida es de 104º, al circular a 65 Km/h, éste se reduce a 70º, y a 150 Km/h, solo podemos ver claramente aquello que se encuentre en un ángulo de visión de 18º. Todo lo que quede fuera de este pequeño ángulo, se nos escapa.

Efecto túnel

La única manera de evitar que se produzca el efecto túnel, que influye de manera directa contra la seguridad del conductor y de todos los que circulan por la vía, es respetar los límites de velocidad.

Además, a esta visión reducida, se le suman otros factores psicológicos que convierten el exceso de velocidad en un gran riesgo. Tal como informa la Dirección General de Tráfico (DGT) correr demasiado al volante puede suponer una mayor activación y, en consecuencia mayor fatiga, más posibilidades de distracción y respuestas emocionales vinculadas al estrés y no a una valoración objetiva del peligro.

.

cabecera